TESTIMONIOS DE NUESTROS CLIENTES

37 AÑOS

Rocio

Sevilla

 

Antes de empezar con Alfred llevaba varios años yendo al Gimnasio, pero nunca pensé que estaba tan en bajo forma!!

Mis creencias acerca del entrenamiento han cambiado radicalmente. He experimentado que un solo mes con entrenador personal, refleja años de gimnasio sin ningún de resultado. Me encuentro mucho mejor pero sobre todo unos resultados rápidos, que  es lo que hoy en un día buscamos las mujeres trabajadoras que no tenemos tiempo.

Los entrenamientos cada vez son mas duros, pero también cada vez me encuentro mejor y más en forma y sobre todo disfruto como nunca con estas sesiones tan divertidas y nada monótonas.

Definitivamente Alfred es tu entrenador, no solo por su discreción y seriedad a la hora de trabajar sino por su autentico profesionalidad y resultados.

41 AÑOS

Daniel

Sevilla

 

Llevo casi tres años entrenando con Oliver Terrill y estoy muy contento. En un principio, mi objetivo era mejorar y mantener mi estado físico, o sea, la salud ante todo. Y este objetivo está cumplido de sobra: estoy más fuerte, más resistente y más ágil. Todo el cuerpo me funciona mejor: la espalda, las piernas, los brazos, etc. Desde luego, estoy en forma y eso lo noto cuando subo escaleras, cuando monto en bicicleta, y cuando hago cualquier esfuerzo físico en general. Me canso menos y respiro mejor, sin duda. Por otra parte, aunque yo no tenía el objetivo de la estética, también estoy obteniendo el beneficio añadido de conseguir un cuerpo más tonificado, más esbelto, más moldeado, más "bello" quizás. Ahora tengo un poquito más de músculo y algo menos de grasa, que eso siempre queda bien. Y sobre todo, he mejorado mi postura, que yo antes tenía cierta tendencia a arquear la espalda, y ahora me siento yo más derechito y mejor "plantao". Debo añadir que me gusta mucho el método de entrenemiento de Oliver. Sabe motivarme para esforzarme al máximo, pero sin llegar a los límites de la tortura inhumana. Él no pretende machacarme como un sargento prusiano, pero consigue que yo dé el máximo en cada sesión. Siempre termino muy cansado, pero feliz. Además, me resulta muy interesante el tema del horario, que es completamente adaptable a mis circustancias personales. ¿Qué más puedo añadir? También me gusta la puntualidad, la seriedad, la formalidad y la profesionalidad de Oliver. Se toma verdadero interés en lo que hace. Y no puedo terminar sin destacar su trato amable y su simpatía, por supuesto.

43 AÑOS

Belén

Sevilla

 

Estaba fatal, tengo fibromialgia  y me pasaba muchos días en la cama con dolores musculares y un cansancio horrible.

Gracias a mi entrenador personal los dolores y el cansancio han desaparecido por completo. Ahora entreno todos los días, estoy muy activa y no he tenido que volver a la cama.

Al principio mucha motivación, porque las primeras semanas son duras. Pero merece mucho la pena cuando recibes tanto beneficio a cambio.

Llevo solo 3 meses entrenando con entrenador y mi cuerpo ha cambiado por completo, mi ropa también me queda mejor, pero sobre todo ha cambio mi actitud y mi animo.

44 AÑOS

Enrique

Sevilla

Hola a tod@s, mi nombre es Enrique Rodríguez, hace ya algo mas de cinco años, sufrí un grave accidente de tráfico que me hizo estar postrado en una cama mas de cuatro meses, empecé a rehabilitarme bajo la supervisión de un fisioterapeuta y dos meses después pude empezar a andar con cierta normalidad, había perdido la musculatura y me apunté a un gimnasio donde conocí a Alfred, siempre he estado dandome de alta y baja en varios gimnasios, me aburría, no tenía constancia…Pero esta vez era una necesidad, empecé a seguir sus métodos de entrenamiento y por dias me iba sintiendo mejor, además de darme equilibrio físico me dio confianza , iba alcanzando un bienestar no sólo corporal, su motivación, profesionalidad y entrega obraron milagros, ya no era mi entrenador era un amigo. Podría extenderme más pero creedme es la mejor inversión que he hecho en mi vida, a dia de hoy corro carreras populares, nado, juego al futbol al paddle y sigo recordando sus métodos cada vez que me ejercito, unas simples gomas o una pelota gigante o una cuerda, no necesitó mas material para recuperarme, jamás pensé que lo conseguiría, gracias AMIGO